Camp de Túria - Notícies -
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Benissanó, Olocau, Llíria, Gàtova, Nàquera, Vilamarxant......

Seccions del Crònica

Pots buscar açí en el diari

En Riba-roja el pasado 22 de septiembre un acto del PCPV Camp de Túria permitió conocer de boca de sus protagonistas cómo era la educación en la Unión Soviética

"Las ciencias son imprescindibles para comprender la vida",  manifestó  Ricardo Heredia (Militante del PCPV y nieto de uno de loss llamados "niños de la guerra") para explicar su experiencia. Él nació y vivió en la URSS hasta su caída y explico su experiencia vivida en la URSS.

La charla tuvo lugar en el Centro Social de Riba-roja del Túria  con una amplia asistencia que siguió durante varias horas un acto que resultó atractivo, a juicio de los asistentes, además de conmocionar por los relatos en primera persona de varios de los invitados.

El PCPV de Camp de Túria mostró sus satisfacción por el acto que reivindicó uno de los elementos 'más importantes en el funcionamiento de la URSS, la educación, a la que el Estado dedicó muchos esfuerzos y mantuvo siempre como uno de sus principales objetivos'.

Después del acto la charla siguió  muy amena, compartiendo un 'tapeo' en el que el diálogo y la conversación permitieron a alguno de los invitados ofrecer ejemplos más personales e íntimos.

Intervinieron como invitados  Vladimir Merino (escritor e hijo de una de las llamadas "niñas de la guerra"), autor del libro "Todo empezó con esa maldita guerra", libro que estuvo presente en el acto. - M. Monleón (Profesor en la UPV) y Ricardo Heredia militante del PCPV y nieto también de uno de los niños de la guerra". El invitado Eddy Sanchez no pudo asistir por motivos personales.

Vladimir Merino  relató con especial fruición las experiencias vividas por su madre en el exilio, 'la gran atención que recibían los niños:," tanto es así que mientras la población pasaba penalidades por la falta de existencia de algunos alimentos debida a los problemas de la 2ª guerra mundial, a ellos no les faltaba de nada. Fueron a la Unión. Soviética acompañados por profesores y médicos españoles, y continuaron con la atención de los mismos durante su estancia. Fueron educados en Castellano y Ruso, de forma tal que los mas pequeños, los cuales podrían haber perdido su idioma natal, lo aprendieron correctamente, junto con el ruso.". explicó durante su intervención.

Ricardo Heredia contó su experiencia de estudios que: "es bastante diferente a la española, allí los estudiantes tenían claro que su trabajo era el estudio, generalmente enfocado a las ciencias, las ciencias son imprescindibles para comprender la vida. Al disolverse la URSS, las universidades y la investigación fueron abandonadas a su suerte, sin presupuestos algunos investigadores huyeron a otros paises, algunos profesores vendian las notas,".

El último en intervenir fue M. Monleón que hizo una exposición técnica sobre un cronograma que cubría desde el principio de la revolución hata el lanzamiento del Sputnick. "Antes de la revolución había varios centros de enseñanza secundaria, todos ellos en la grandes capitales, claro. Despues de la revolución, y al comprender Lenin que probablemente habría otra guerra proximamente, se decidió apoyar la formación y la investigación, estando en pocos años dispuestos a soportar y finalmente ganar la 2ª guerra mundial. Posteriormente, y pese a la economía de guerra que tuvieron que soportar, fueron los primeros en la carrera espacial, el primer satelite espacial, el primer vuelo tripulado "Gagarin", el primer aterrizaje en la luna de un objeto terrestre, el primer paseo espacial, la primera estacion espacial Mir".

El acto fue presentado por Ana Muñoz, en nombre del PCPV de Camp de Túria.

En el diálogo posterior salieron elementos tan importantes en la educación en la URSS como los que cuenta en su libro Vladimir Merino - desde el punto de vista de su madre-:

 "Siempre nos queda el sabor de la esperanza de una niña, que con el tiempo se hace mujer; hasta que finalmente llegada a la ancianidad, narra a la nieta esta historia a sus noventa años; demostrando a los lectores que con tesón y fortaleza, siempre es posible comenzar una nueva vida y otorgar a los demás la fe en la existencia, la misma fe que muestra a sus descendientes. ..... Es además interesante el complemento de archivos y fotografías que ilustran esta historia que no dejará indiferente a nadie"

Imagen de la mesa del acto del 22 de septiembre


La educación en la Unión Soviética se mantuvo como uno de los pilares más importantes de la Revolución reconocida incluso por sus adversarios, porque se construyeron escuelas de adultos desde el principio y se trabajó intensamente para que la educación básica alcanzase a todos los niños en edad escolar. Esto hace reducir el dato de analfabetismo a un 60% en 1926 y un 33% en 1930.

"Una niña o un niño que por primera vez entraba en un colegio en los años posteriores a la Revolución se encontraba con un mundo totalmente nuevo: por primera vez abandona el campo y se enfrenta a la cultura, relacionándose con sus iguales (con lo que podemos concluir que la escuela representaba un proceso de socialización para los niños), introduciéndose en un mundo de rituales y prácticas muy distintas a lo que estaban acostumbrados".

vista de la sala

portada del libro todo comenzó ......





Publicat per Àgora CT. Col·lectiu Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes Pots deixar un comentari: Manifestant la teua opinió, sense censura, però cuida la forma en què tractes a les persones. Procura evitar el nom anònim perque no facilita el debat, ni la comunicació. Escriure el comentari vol dir aceptar les normes. Gràcies

Cap comentari :

Mastodon NotaLegal