Camp de Túria - Notícies -
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria. Vilamarxant....

Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Seccions del Crònica

Pots buscar açí en el diari

Varias autoridades públicas de Balears dan plantón al rey Felipe VI en Mallorca: 'Somos republicanos'

Al unísono y bajo proclamas a favor de la República y por una sociedad sin privilegios, varios cargos públicos de Balears han rechazado la invitación de la Familia Real para asistir a la tradicional cena que los reyes Felipe VI y Letizia ofrecerán el jueves de la próxima semana, a partir de las 21.00 horas, a las autoridades de las islas y a una representación de la sociedad balear en Marivent. El palacio será por primera vez testigo de este evento, habitualmente llevado a cabo en l'Almudaina. No es la primera vez que autoridades y entidades de Balears dan plantón al rey.

"Que en pleno siglo XXI algunos quieran que rindamos pleitesía a un jefe de estado, elegido por fecundación, es vergonzoso y dice mucho de nuestra democracia. Más vergonzoso reconocer a un señor cuyo padre no ha dado aún explicaciones de sus chanchullos. Por supuesto que no asistiré", ha manifestado en su cuenta de Twitter el conseller de Movilidad e Infraestructuras del Consell de Mallorca, Iván Sevillano (Podem).

En esta misma línea, la vicepresidenta de la Institución insular y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot (Podem), ha señalado que no acudirá a la recepción con Felipe VI porque "decimos 'no' a la corrupción. Porque la ciudadanía merece una investigación sobre el rey Juan Carlos. Porque queremos Marivent para la gente de Mallorca. Porque queremos escoger. Porque somos republicanas".

También la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad de Palma, Neus Truyol (Més per Mallorca), ha declinado la invitación de la Casa Real por su "profunda convicción republicana". "Un jefe de estado elegido por genética y no por voluntad popular no es aceptable. Trabajamos por una sociedad sin privilegios. Marivent para el pueblo", ha remarcado.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos en el Consell, Magdalena Gelabert, se ha pronunciado en el mismo sentido: "Ante la anacronía, la impunidad y la estructura corrupta que representa la monarquía, el día 4 no me encontrará en la recepción de la Casa Real. Admitir que hacer de rey le viene por cuna es lo mismo que admitir que ser pobre también nos viene de nacimiento. Salud y república".

"Desde mi aspiración política y personal a disolver la monarquía, un anacronismo incompatible con un Estado moderno y democrático, he declinado la invitación de la Casa Real", anunciaba a primera hora de este viernes, por su parte, el conseller insular de Promoción Económica y Desarrollo Local, Jaume Alzamora (Més per Mallorca).

Felipe VI ha dado el pistoletazo de salida a sus vacaciones en Mallorca, donde este viernes ha recibido, en el Palau de l'Almudaina, a las principales autoridades autonómicas y locales para abordar aspectos de la actualidad social y económica. Mientras en el exterior unas 200 personas se concentraban en apoyo a la Monarquía con gritos de "¡Viva el rey!", este jueves se celebraba la 238 edición de la tradicional 'Cantada per la Llibertat' con proclamas de "fuera 'okupas' de Marivent", dando inicio así a todo un conjunto de acciones con las que a lo largo de los próximos días sus convocantes mostrarán su rechazo a la presencia de los reyes en la isla así como su petición de que se retorne el Palacio de Marivent a la sociedad balear.

Coincidiendo además con la visita a la capital balear, este jueves, del ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, la plataforma Amics de la Casa del Poble y la asociación Recuperem Marivent han reclamado una Ley de Memoria Democrática que sirva "para reparar el mal que se ha hecho y para fortalecer los valores democráticos", además de recordar que Marivent fue donado para convertirlo en museo público: "La dictadura lo cedió, en 1973, a los príncipes de España y aún no ha sido devuelto".

Esta mañana, Felipe VI, quien permanecerá en Mallorca hasta el 6 de agosto, daba comienzo a su tradicional ronda de encuentros con las autoridades de las islas. Durante su reunión con la presidenta del Govern, Francina Armengol, ésta le ha agradecido su "cercanía e interés" por Balears durante la pandemia de la COVID y la salida de la posterior crisis económica. La jefa del Ejecutivo autonómico ha ensalzado, tras la recepción, la "preocupación" del monarca por la recuperación económica del archipiélago y, en declaraciones a los medios de comunicación, ha subrayado que el rey conoce "perfectamente la realidad" de las islas, cuya reactivación ha celebrado a pesar de la situación "difícil de la inflación y la terrible guerra de Rusia contra Ucrania".

Durante el encuentro, ambos han resaltado que esta recuperación viene "muy ligada" a la industria turística, por lo que Armengol ha aprovechado para explicar al monarca los detalles relativos a la Ley turística balear, así como la gestión de los fondos europeos "como oportunidad como mejora de nuestro modelo económico".

A lo largo de la mañana, Felipe VI también ha despachado con el presidente del Parlament, Vicenç Thomàs, quien ha subrayado que el rey es una "persona bien informada" y que "pide opinión" sobre los diferentes asuntos que afectan a la actualidad para poder "modular la suya", al tiempo que ha celebrado que venga a Palma a pasar sus vacaciones: "He crecido viendo cómo los reyes vienen a Balears y es un motivo de satisfacción que vengan aquí porque han ayudado mucho a promocionar las islas, especialmente Mallorca".

Del mismo modo, el alcalde de Palma, José Hila, ha trasladado a Felipe VI "la prioridad" que, como primer edil de la capital balear, tiene para él la problemática de la vivienda, apostando "a todos los niveles" por "leyes y presupuestos para afrontar la dificultad de los residentes para acceder a la vivienda".

Está previsto que la reina Letizia inicie su agenda mallorquina este domingo, cuando clausurará la 12ª edición del Atlàntida Mallorca Film Fest. A lo largo de los próximos días, Felipe VI acudirá al Club Náutico de Palma, donde embarcará en el velero de la Armada, el Aifos 500, con el que competirá en la Copa del Rey Mapfre de vela en aguas de la bahía. También está previsto que mantenga el próximo martes un despacho con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La presencia de los reyes en Mallorca suele ir aparejada, cada verano, a reacciones de rechazo por parte de un sector que recrimina que la Familia Real continúe haciendo uso del Palacio de Marivent, construido entre 1923 y 1925 por el arquitecto Guillem Forteza Pinya por encargo del pintor de origen griego Ioannes Saridakis, quien vivió allí hasta su muerte.

En 1966, la viuda de Saridakis, Anunciación Marconi Taffani, cedió la construcción y los terrenos a la Diputación Provincial de Balears a condición de que se convirtiera en un museo que llevase el nombre del pintor y permaneciera abierto al público. Tales condiciones se cumplieron hasta que, en 1973, la Diputación cedió la finca a los entonces príncipes de España, Juan Carlos y Sofía, para que pudieran veranear en ella. La decisión provocó que los descendientes de Saridakis llevaran a la Diputación a los tribunales por el incumplimiento de las condiciones de cesión y así poder recuperar los bienes muebles del interior de la finca pertenecientes a su familia. La finca, sin embargo, continuó siendo utilizada por los Reyes para su estancia estival.

"Marivent nunca ha sido casa de los Reyes", asevera, en declaraciones a elDiario.es, Manel Domènech, portavoz de Arruix Borbons, una de las entidades más activas a la hora de reivindicar la recuperación de la finca para uso público. El activista afirma que Marivent no es solo "el Palacio estricto de Marivent, son numerosos pabellones independientes. Cada uno de los hijos tiene un pabellón; está el de invitados, el de servicio, el de seguridad... ¿Y todo para que la reina emérita venga a consolarse con su hermana? ¿Por una semana al año? Porque ahora ya no van ni a la misa de Pascua", añade.

Mientras tanto, MÉS per Mallorca, socio de gobierno de PSIB y Podemos en Balears, registró este jueves en el Parlament una Proposición No de Ley para recuperar Marivent, entre otras reivindicaciones como aumentar la fiscalización de las cuentas de la Casa Real o despenalizar los delitos de injurias y calumnias contra la monarquía. "La visita de los reyes de España a Mallorca es, año tras año, un intento de lavado de cara de una institución arcaica, hoy en día absolutamente desfasada, alejada de la ciudadanía y en los últimos tiempos muy estropeada por los continuos escándalos públicos a los que se ha visto sometida la monarquía", subraya el diputado Joan Mas 'Collet'.

Respecto al Palacio de Marivent, Mas considera "obvio y de justicia" que la gestión y el uso de la finca "vuelvan a las instituciones propias de Balears". "Cuando en 1966 la viuda de Saridakis dio el Palacio a la Diputación Provincial de Mallorca lo hizo con una condición y era que el Palacio fuera un museo abierto y, excepcionalmente, pudiera ser usado como residencia para jefes de Estado extranjeros. La Justicia ya dio la razón a la familia Saridakis y, por tanto, la Familia Real ocupa de forma irregular la finca de Marivent", recalca, por su parte, el coordinador de MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia.

Por ello, asevera que, con el objetivo de reparar la situación y "cumplir con la voluntad de los Saridakis, la Familia Real debe devolver a las instituciones isleñas el uso de la finca y el Palacio de Marivent".

Además de la 'cantada per la Llibertat' celebrada este jueves en la plaza de Cort de Palma, está previsto que en los próximos días se lleven a cabo otras acciones de protesta coincidiendo con los actos contemplados en la agenda de los reyes. En concreto, el 2 de agosto tendrá lugar el tradicional despacho de verano entre Sánchez y Felipe VI, si bien en un escenario diferente al tradicional: de acogerse en el Palacio de Marivent, donde tradicionalmente se llevaba a cabo desde el reinado de Juan Carlos I, pasará a efectuarse en el Palau de L'Almudaina.

Por tanto, el Gobierno adelantará al próximo lunes el Consejo de Ministros semanal que habitualmente se celebra los martes. Esta será además la última reunión de los miembros del Ejecutivo antes de las vacaciones estivales.

La agenda del rey de la próxima semana se completará con otros actos, tanto en solitario como junto a la reina Letizia y sus hijas, la princesa de Asturias, Leonor de Borbón, y la infanta Sofía. El lunes, todos ellos visitarán la Cartuja de Valldemossa mientras que el jueves, a las 21.00 horas, el monarca, junto a la reina, celebrará la recepción a las autoridades de Balears y a una representación de la sociedad balear en Marivent, donde por primera vez tendrá lugar la tradicional cena.



Fuente eldiario.es difusión

Publicat per Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes Pots deixar un comentari: Manifestant la teua opinió, sense censura, però cuida la forma en què tractes a les persones. Procura evitar el nom anònim perque no facilita el debat, ni la comunicació. No es publicaran els comentaris que porten incrustats enllaços, encara que no estiguen complets. Escriure el comentari vol dir aceptar les normes. Gràcies

Cap comentari :