Camp de Túria - Notícies -
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria. Vilamarxant....

Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió


Suscríbete y recibe las novedades
Correo:

Pots buscar

Riba-roja incrementa el número de habitantes en las urbanizaciones y el uso de carriles bici y peatonales, según el Pla Estratègic

El Pla Estratègic de Riba-roja de Túria detecta un aumento de población de hasta el 11’29% en las urbanizaciones y un incremento del uso de los carriles bici y peatonales 

El pleno municipal aprueba la actualización del Pla Estratègic local 

El Pla Estratègic de Riba-roja de Túria ha detectado un incremento del número de habitantes en las diversas áreas residenciales desde el inicio de la pandemia en marzo del pasado año y, al mismo tiempo, un incremento notable en el uso de los diversos carriles-bici que conecta el casco urbano y las diversas urbanizaciones existentes a través de un cinturón de circunvalación exterior.

Se trata de algunas de las conclusiones de este plan impulsado por el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria y redactado por la Universitat de València y que ahora ha sido actualizado por las consecuencias que ha tenido la pandemia sobre la vida social, cultural y económica del municipio. Esta actualización ha sido aprobada con los votos del equipo de gobierno del PSPV, además de Compromís, Ciudadanos, Esquerra Unida y Podemos Riba-roja Puede y la abstención de Partido Popular y de Vox.  

Los técnicos han subrayado una incidencia de la crisis sanitaria en el poblamiento de Riba-roja de Túria al comparar los habitantes entre el mes de marzo de 2020 y enero de este año, con un incremento del 1’03% en total, entre ambas fechas. El casco urbano reúne hasta el 61% del total de habitantes y el resto en urbanizaciones que han visto aumentar la población en algunas zonas. 

De esta forma, en los núcleos poblacionales dels Pous, Masía del Oliveral, Santa Mónica y Clot de Navarrete se han producido incrementos de hasta el 11’29%, 10’94%, 5’86% y 5’50%, respectivamente. Se trata, según el estudio, de aumentos de los desplazamientos poblacionales provenientes de áreas urbanas a las segundas residencias, dada su cercanía a València y al área metropolitana, unido a una mejora en los servicios públicos municipales. 

Estos nuevos habitantes se trasladan a vivir a Riba-roja de Túria “en búsqueda de espacios al aire libre, una mayor proximidad a las áreas rurales y naturales y una mejora de la calidad de vida en este municipio”. Estos desplazamientos son una consecuencia del confinamiento y de las restricciones impulsadas por el Gobierno de España para evitar una propagación del coronavirus. 

Paralelamente, el mismo estudio del Ayuntamiento de Riba-roja y de la Universitat de València ha detectado un incremento notable en el uso de los medios de transporte más ecológico como la bicicleta y, por tanto, de los carriles-bici, además de un mayor número de peatones en estas áreas. La pandemia ha supuesto la introducción de nuevos hábitos más saludables como pasear, realizar actividades deportivas, rutas de senderismo, uso de bicicletas o a actividades al aire libre. 

Además, se ha detectado una mayor concienciación ciudadana, especialmente entre los residentes en las urbanizaciones, hacia los espacios abiertos y los entornos urbanos, semiurbanos y rurales. Se valora, en mayor medida, el estado del viario y el mobiliario urbano, los parques y los jardines, las instalaciones deportivas o los aparatos de gimnasia instalados al aire libre. 

Para potenciar el uso de los medios de transporte alternativos, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria completará el anillo ciclo-peatonal con dos actuaciones que supondrán un beneficio y una mejora en la movilidad sostenible y un reforzamiento de las conexiones radiales con Valencia y otras localidades vecinas como Vilamarxant o Benaguasil, mediante una vía verde a través de los antiguos raíles del tren.  

El segundo proyecto conectará el Barranc dels Moros con el parque natural, incluidos el auditorio y los conservatorios de Música y Danza, además de las urbanizaciones de la zona norte y centro y una conexión con Vilamarxant y l’Eliana con los carriles ciclo-peatonales. El Barranc de les Monges se conectará también con el parque natural. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha expresado la importancia “de continuar trazando y diseñando el municipio del futuro a través de este plan estratégico con la participación de nuestros vecinos para que se puedan vivir en plena armonía al aunar un crecimiento sostenible que no permita disfrutar de las excelencias que nos ofrece el patrimonio que tenemos, especialmente, el parque fluvial del río Túria y el inmenso valor ecológico de nuestros montes”.  

Tags: ,

Publicat per Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes Pots deixar un comentari: Manifestant la teua opinió, sense censura, però cuida la forma en què tractes a les persones. Procura evitar el nom anònim perque no facilita el debat, ni la comunicació. No es publicaran els comentaris que porten incrustats enllaços, encara que no estiguen complets. Escriure el comentari vol dir aceptar les normes. Gràcies

Cap comentari :